Es una educación para la vida

Esta vinculación de la educación con la vida se logra por medio de la asimilación práctica de las virtudes y enseñanzas impartidas, del trabajo y de la disposición para el deber social en beneficio de todos. Se trata de alcanzar una unidad de vida en la cual estén íntimamente ligados la fe y las obras, la oración, el trabajo y la preocupación por los demás. En síntesis, que el hecho de ser cristianos influya en todas las manifestaciones de una existencia profesional, religiosa, familiar, social.

 

práctica de las
virtudes y enseñanzas

unidad de vida

convivencia y, en la consideración y respeto

 

Una educación para vivir en  sociedad

Formando para el servicio que de ellos espera la sociedad en estos  momentos de confusión doctrinal y crisis de valores, para la cual imprime especial énfasis en las virtudes humanas que facilitan la convivencia y, en la consideración y respeto que corresponden a cada persona humana.

 

 

La disciplina

Educación que orienta hacia la autodisciplina por medio del forjamiento de la voluntad, siempre exigida dentro de un clima de cordialidad y delicadeza. Se adquiere así, el justo ejercicio de la libertad personal conjugado con la también personal responsabilidad.

 

 

 

Educación basada en el ejemplo positivo

El ejemplo de los padres de familia y profesores, compromete a todos a vivir de acuerdo con el criterio espiritual y humano que proponemos como meta a nuestros alumnos, lo que exige una especial calidad y responsabilidad por parte de padres, profesores y alumnos como elementos que intervienen en la tarea educativa promovida por AYSE.

 

 

 

Trabajo en equipo

Esta labor se logra mediante la colaboración a todo nivel de

Padres de familia, Directivos, Tutores, Profesores y Alumnos.

Que cuenta, además, con una asociación que posee el dinamismo requerido por una institución educativa, con una organización clara y definida que sea, a la vez, ágil y funcional, para aprovechar al máximo todos los recursos humanos y materiales.

 

 

 

Hacer-Hacer

Este método se fundamenta en el trabajo de los alumnos con el objeto de no perder o inutilizar ninguna potencialidad humana. El método  Hacer-Hacer estimula, desarrolla la creatividad y la espontaneidad así como la capacidad personal.

Este trabajo, que se realiza en equipo con dimensión y nivel diferentes, debe inspirar constantemente a todo el personal de las instituciones educativas que promueve AYSE.